Web Content Display

Historia

A finales de 1995, la Generalitat Valenciana inauguraba el Museo de la Valltorta. Este acontecimiento era la culminación de un largo proceso que empezó 78 años antes, durante el invierno de 1917, año en el que Albert Roda Segarra descubrió la Cova dels Cavalls en el barranco de la Valltorta. Poco después se incorporarían las cuevas del Civil, la Saltadora, Mas d'en Josep y una larga lista que se ampliaría con el tiempo. Desde su descubrimiento han pasado por la Valltorta algunos de los más importantes investigadores del arte rupestre. Personalidades entre las que destacan Hugo Obermaier, Henri Breuil, Pere Bosch Gimpera y Juan Cabré, por citar solo algunos de los primeros investigadores.

Como suele ser habitual, el nacimiento del museo fue fruto de la conjunción de una serie de afortunados acontecimientos, pero también de controversias entre algunos de los municipios de la Valltorta. En definitiva el museo se construiría en el Pla de l'Om, de Tírig, en la vertiente norte del barranco.

Desde entonces, el museo se convirtió en el centro de referencia para la investigación, gestión y divulgación del arte rupestre valenciano. Desde el museo se propició la declaración de Patrimonio Mundial del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la península Ibérica, se llevó a cabo una incansable tarea de prospección, documentación y protección del arte rupestre. También se hicieron las primeras limpiezas y consolidaciones en los abrigos, acciones no exentas de polémica pero que contribuyeron a la puesta en valor de algunos abrigos donde las figuras se conservaban de manera deficiente. 

El museo ha sido también la plataforma desde donde se ha gestado el Parque Cultural de la Valltorta-Gassulla, una apuesta de futuro donde se pretende compaginar el estudio, protección y difusión del rico patrimonio cultural del Maestrazgo castellonense, con el necesario desarrollo económico de estas tierras.

Los últimos años han sido años de nuevas tecnologías. Desde el museo se ha apostado por proyectos como el 4D VULL que presenta la documentación 4D de un buen puñado de abrigos para poder documentar y evaluar patologías, y establecer estrategias de conservación preventiva. También se ha desarrollado el programa iArt, para mejorar notablemente las visitas en los yacimientos en peor estado, mediante el uso de tabletas y realidad aumentada. Por último, hemos colaborado en la gestación de un proyecto para hacer visible el arte rupestre a los invidentes.

  • Triptico Museo Valltorta CastellanoTríptico castellano
  • Triptico Museo Valltorta InglésTríptico inglés
  • Triptic Museu Valltorta ValenciàTríptico valencià

FOTO 1. Visitantes en la cueva de los Caballos (Tírig, Castelló). Febrero del año 1917

FOTO 2. Serafí Adell, el primer vigilante de la Valltorta. Años setenta.

Web Content Display

Exposición permanente

La exposición permanente del Museo de la Valltorta tiene un carácter cronológico, empezando por las manifestaciones más antiguas del arte prehistórico hasta llegar a las más modernas.

La sala I está dedicada al arte de las sociedades cazadoras recolectoras del paleolítico. Se muestran algunas plaquetas calcáreas de la Cova del Parpalló (Gandia) y del Tossal de la Roca (La Vall d'Alcalà) con motivos zoomorfos y signos complejos no figurativos. También podemos ver una gran imagen del abrigo de En Melià (La Serra d'en Galceran), donde hay numerosas representaciones de animales grabados que pertenecen al final del ciclo artístico del paleolítico.

La sala II está dedicada al arte de las sociedades mesolíticas y neolíticas (agrícolas y ganaderas), y nos muestra representaciones de estilo macroesquemático y levantino, entre las que destacan dos trozos de roca arrancadas de la Cova dels Cavalls y de la del Civil, que afortunadamente fueron recuperadas por la Generalitat. También hay que señalar el calco de la Cova Centelles (Albocàsser) donde se representa un grupo humano marchando, que constituye probablemente el conjunto más extraordinario del primer arte levantino en los alrededores de la Valltorta.

La sala III nos presenta una reproducción de la Cova dels Cavalls, y nos cuenta cómo era el yacimiento en el momento de su descubrimiento, y las diferentes fases pictóricas allí documentadas.

La sala IV contiene representaciones de las últimas manifestaciones de arte prehistórico del calcolítico y de la edad del bronce. Aquí encontraremos arte esquemático y petroglifos, así como muestras de arte de época histórica, fundamentalmente ibérica.

La sala V está dedicada a la declaración del arte levantino como patrimonio mundial por la Unesco, y la repercusión que eso ha tenido en la conservación y difusión del arte prehistórico en tierras valencianas.

La sala VI muestra algunas fotografías de los primeros investigadores que llegaron a la Valltorta en 1917. Personalidades como Henri Breuil, Hugo Obermaier, Juan Cabré, Pere Bosch Gimpera y Joan Baptista Porcar contribuyeron de manera decisiva a que el arte rupestre levantino tuviera el reconocimiento mundial que se merecía.

Web Content Display

Exposición divulgativa itinerante

 La exposición organizada por Conselleria d'Educació, Investigació, Cultura i Esport con motivo del centenario del descubrimiento de las pinturas se puede visitar en el Ermitorio-Hospederia de Sant Pau ( Albocàsser).